El maestro pastelero

Divine’s nace y se afianza con una vocación bien definida: la de ser una pastelería en la que los clientes confían, es decir, saben que en DIVINE’S se emplean siempre los productos más frescos y de mayor calidad; y fieles a la tradición artesanal más exigente en los procesos de cada una de sus elaboraciones.
El secreto tiene un nombre: José Domingo Pardo Fernández, su experiencia profesional y su capacidad de liderar un equipo, que le ha valido el reconocimiento de una ampliaclientela así como el de toda la profesión.
José Domingo Pardo comienza su andadura profesional a los 14 años en la Escuela del Gremio de Pastelería de Barcelona. De la mano de su maestro Tomás Ortega Mazo no sólo
aprende la técnica sino que también descubre su amor por la profesión, un sentimiento que decide convertir en una vocación permanente.
Sus innegables cualidades para el oficio le permiten, por una parte, participar activamente en concursos y certámenes a nivel nacional, obteniendo siempre un lugar destacado. Por otra parte, se convierte en el profesor de pastelería más joven de España,al ser contratado por el Gremio de Pastelería de Sabadell para dirigir los primeros cursos de pastelería que se imparten en la ciudad, con tan sólo18 años.
Esta dedicación pedagógica prosigue con su colaboración en la Escuela de Restauración Bell-Art y, más tarde, en 1992, es nombrado profesor titular de la Escuela Superior de Hostelería y Turismo San Ignasi (Jesuitas de Sarriá), en Barcelona.
En cuanto a su formación, en 1993 realiza un stage que dirige el célebre pastelero francés Yannick Lefort en l’École Nationale Supérieure de la Pâtisserie, Confiserie, Glacerie, Chocolaterie, de Yssingeaux (Francia), un centro de gran prestigio internacional. Es el momento de volcar estas experiencias trabajando en diferentes pastelerías, actividad que le permite descubrir su faceta de escaparatista y potenciar su innata imaginación.
Finalmente, en 1996, recibe la Insignia de Oro (Primer Premio y Trofeo) del Cornet Sàbat, un prestigioso galardón que, en cierto sentido, cierra la primera etapa de su vida profesional.
Pronto decide dar el paso más importante en su vida: abrir su propia pastelería, un espacio donde volcar todo lo aprendido hasta la fecha y desarrolar con libertad todo el potencial de su creatividad. El reto se centra en una oferta innovadora, apostando por un trabajo totalmente artesanal donde prima la calidad de la materia prima y la fantasía en la ejecución, junto a un servicio al cliente impecable. Por fin, el 1 de abril de 1998, José Domingo Pardo inaugura DIVINE´S en Viladecans (Barcelona). El éxito de su propuesta es inmediato: ese mismo año recibe el premio a la Mejor Iniciativa Empresarial.
Este prestigio se afianza con colaboraciones extraordinarias en las que es requerido para presentar sus trabajos ante diferentes personalidades de ámbitos políticos y sociales así como del mundo de la cultura y del espectáculo, donde a la calidad de sus creaciones une una puesta en escenaespectacular.
DIVINE’S se enorgullece de que entidades como la Casa Real, el Arzobispado de Barcelona o la Generalitat de Catalunya y personalidades como el ex-presidente ruso Michael Gorvachov y señora, Alaska, Dolly Van Doll, Joan Gimeno, Barragán, Núria Feliu, Sara Montiel, Gran Circo Mundial, Catalana de Gags, José Guardiola, Elsa Anka, Jack Carmelo y un largo etcétera hayan probado sus elaboraciones.
Su prestigio profesional trasciende fronteras cuando en 2001 es nombrado asesor técnico de la Pastelería Castellana 104, en Bogotá (Colombia). En este país realiza demostraciones y colaboraciones con las que gana por dos años consecutivos el premio de Mejor Escaparate Navideño del pais.
Pero lo que de verdad entusiasma a Domingo Pardo y a su equipo, liderado por Jesús y Tina, es el trabajo diario en Divine’s y lograr cada “temporada” satisfacer los paladares de su selecta clientela renovando con ilusión, esmero y calidad su amplia carta de elaboraciones. Aunque Domingo Pardoes un maestro del salado, se impone también con su extensa propuesta dulce: bombones, tartas, mousses, milhojas, etc, sin olvidar las creaciones que acompañan tradicionalmente las “diadas” y las fechas señaladas: San Valentín, buñuelos de Cuaresma, monas de Pascua, Sant Jordi, San José, el día de la madre, las cocas de San Juan y San Pedro, panellets, turrones, troncos de Navidad, roscones de Reyes y un largo etcétera son elaboraciones que en DIVINE’S se trabajan con el más absoluto respeto a la tradición.
DIVINE’S también ofrece la posibilidad de que el cliente confeccione un menú propio eligiendo entre la amplia variedad de su oferta dulce y salada. En la siguiente página, se muestran algunas sugerencias de menús para esas fechas señaladas: un aniversario, un cumpleaños, un bautizo, una boda, o para cualquier día del año que usted decide hacer especial. Además, en DIVINE’S pueden ocuparse de todos los detalles necesarios para llevar a buen término esa fecha señalada como el lugar, el tipo de servicio, la música o un espectáculo.
Por todo ello, PASTELERÍA DIVINE’S es un establecimiento firmemente establecido entre su clientela durante todo el año.

domingoobrador

joseguardiola

monapascua

IMG_8707